jueves, 16 de marzo de 2017

La tos del fumador SÍ tiene importancia

Siempre habíamos creído que la tos del fumador es algo muy común que les sucede a todos y, por tanto, no hay ni que molestarse en pensar en ello, pero ocurre todo lo contrario, es el síntoma de algo altamente preocupante como es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, una patología que va dificultando progresivamente la facultad de respirar y que no deja de avanzar nunca, o sea, es progresiva e irreversible y, en su lento avance, mantiene al enfermo en un estado de invalidez e indefensión que va minando sus fuerzas poco a poco y, en las últimas fases, si se mantiene con vida es gracias al oxígeno de una bombona, que ha de respirar un mínimo de dieciseis horas diarias.
¿Dramatismo? En absoluto. Una realidad incuestionable que afecta a más de dos millones de personas solo en España. Y lo peor es que la mayor parte, alrededor de un 70%, están sin diagnosticar, ignorantes de lo que les ocurre hasta que el problema está muy avanzado.
Resultado de imagen de impressionism renoir
Pierre August Renoir - Moulin de la Galette (1876)
Es evidente que hace falta hablar de este asunto para que los fumadores sepan lo que les espera y pongan remedio si quieren. Y les aseguro que si entienden de verdad lo que significa la EPOC dejar el cigarrillo no supondrá tanto esfuerzo porque la alternativa es bastante desoladora.
Como ocurre con el cáncer y con cualquier otra patología de gravedad, lo mejor es detectarlo a tiempo, explicárselo bien al paciente y atajarlo. ¿Cómo? 
1) Poniendo todos los medios para dejar de fumar lo antes posible.
2) Apartándose, drásticamente, del humo de los cigarros
3) Manteniéndose lejos de cualquier otra humareda y de todo contaminante atmosférico
4) Sometiéndose a las pruebas médicas aconsejadas por los facultativos y tomando exactamente la medicación prescrita (que en los últimos años ha aumentado espectacularmene su efectividad gracias a impresionantes avances en la investigación farmaceútica), de la forma indicada y durante el tiempo señalado.
5) Acudiendo a revisión en las fechas establecidas, nunca más tarde aunque nos parezca que estamos muy bien.
6) Llevando una vida sana física, mental y emocionalmente.

Como es lógico, lo mejor que puedes hacer es prevenir. Si dejas de fumar ahora, cuando aún no se ha presentado ninguna patología, ganarás muchos años de vida, eso garantizado. Ya sabemos que es difícil pero se puede buscar ayuda: consulta con el médico de cabecera y él te indicará la mejor solución para tu caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para que cuentes eso que siempre has pensado y jamás te atreviste a decir: